"Lo primitivo no es lo mismo que lo bárbaro. Lo bárbaro ya está corrompido, lo primitivo aún no ha madurado." G. Leopardi

Tuesday, 1 December 2009

HÍBRITON (engendro de un experimento moral)

Noviembre 2009
____________________________________________________

"La autoridad es el equilibrio entre la libertad y el poder".

Bernard Henry Lèvy
_____________________________________________________

"Qué es la fuerza sin la doble porción de sabiduría".

John Milton
_______________________________________________________

Nuevamente os presento a uno de mis seres fantásticos. Pertenece a una mitología personal que encuentra sus raíces entre el sustrato de la historia antigua -en este caso- y la particular visión que tengo de lo benévolo y lo maléfico, de lo digno y lo indigno, de lo humano y lo divino. Quiero ver en ellos a la realeza guerrera que recuerda al humano cuánto de animal y de divino tiene; ese comportamiento bestial y angelical que tiene cada uno el deber moral de domar, sin que por ello se domestique.

Creo que cuando la cólera se apodera de nosotros nos sumerge en el sordo ciclón del odio, para luego dejarnos naúfragos en playas desiertas. Pero que, a pesar de su terrible inconveniencia nos indica una razón superior: aprender de todo. Hölderlin diría que allí donde está el dolor, está también lo que lo salva del dolor. Ya sabes, nadie te vendrá a salvar y ya no esperas más que tu propio despertar mediante la actividad de tu inteligencia y la operatividad de tu espíritu.
Eso es tu propio renacer.

Advierto que sólo lo bestial puede surgir de una personalidad altamente sensible. Sin embargo, jamás será esto una justificación de lo bestial, si no la conciencia de no ser tan civilizados como creemos ser, y que la civilización es, a menudo, una ficción, un artificio, un yugo que impide el alzamiento legítimo del animal humano que somos. Pues, ¿acaso los animales no son divinos?

Para reducir los riesgos habría que poner el acento en la capacidad emocional (tendencia animal) y, en menor medida apaciguar la vinculación con lo espiritual (tendencia contemplativa).
Tanto a la sensibilidad como al alma habría que saber dominarlas, dosificarlas, incluso recluirlas si es preciso. Tal es la empresa del ser humano. Esta es la batalla -decisiva o no- de la guerra ancestral que muchos estamos librando, desde el pasado remoto de nuestra historia a la inmediatez pegajosa de nuestros días.

CMR, 2 diciembre 2009
__________________________________________________

Música de J. S. Bach: Minueto y Badinerie de Suite Orquestal Nº2 en B
__________________________________________________