"Lo primitivo no es lo mismo que lo bárbaro. Lo bárbaro ya está corrompido, lo primitivo aún no ha madurado." G. Leopardi

Sunday, 13 June 2010

POEMATÉRICO (o los beneficios de la imaginación)

Noviembre 2008
______________________________________

"Componer: no hay ideas sino en las cosas".

Este verso muestra la teoría poética de William Carlos Williams, emparejada con el creacionismo de Huidobro. Octavio Paz en su libro de ensayos El signo y el garabato (1973) revisa la teoría de ambos admirablemente. Veamos algunas claves:

Para que la sensación acceda a la objetividad de las cosas hay que transformarla a ella misma en cosa. El lenguaje es el agente del cambio: las sensaciones se convierten en objetos verbales. Un poema es un objeto verbal en el que se funden dos propiedades contradictorias: la vivacidad de la sensación y la objetividad de las cosas.

Las sensaciones se convierten en cosas verbales por la operación de una fuerza que para Williams no es esencialmente distinta a la electricidad, el vapor o el gas: la imaginación. (...) La imaginación no representa sino produce. Sus productos son poemas, objetos que no estaban antes en la realidad. La imaginación poética produce poemas,cuadros y catedrales como la naturaleza produce pinos, nubes y cocodrilos. Williams tuerce el cuello a la estética tradicional: el arte no imita a la naturaleza: imita sus procedimientos creadores. No copia sus productos sino su modo de producción. "El arte no es un espejo que refleje a la naturaleza sino que la imaginación rivaliza con las composiciones de la naturaleza. El poeta se convierte en naturaleza y obra como ella." (...)

Huidobro ve en la poesía a un homólogo de la magia y quiere, como el chamán primitivo que hace lluvia, hacer poesía; Williams concibe a la imaginación poética como una actividad que completa a la ciencia y rivaliza con ella. Nada más alejado de la magia que Williams. En un momento de egotismo infantil, Huidobro dio: "El poeta es un pequeño Dios", una frase que el poeta norteamericano habría reprobado. Otra diferencia: Huidobro intentó producir objetos verbales que no fuesen imitaciones de los objetos reales y que incluso los negasen. El arte como un método para escapar de la realidad. (...) Tentativa imposible: basta comparar los cuadros de los pintores abstraccionistas con las imágenes que nos entregan los microscopios y los telescopios para darnos cuenta de que no podemos salir de la naturaleza.

Octavio Paz. El signo Cursivay el garabato. 1973. pp. 116-117
______________________________________

Kitos, junio 2010