"Lo primitivo no es lo mismo que lo bárbaro. Lo bárbaro ya está corrompido, lo primitivo aún no ha madurado." G. Leopardi

Monday, 6 September 2010

BODELER (placa y espejo del tiempo)


Agosto 2010

_______________________________________

El siguiente texto es un fragmento significativo del segundo ensayo del libro de Octavio Paz, El signo y el garabato (1973), titulado Presencia y presente: Baudelaire crítico de arte. Lo tenía subrayado, no sé desde cuando, pero esta tarde al releer estas líneas me he dicho que yo jamás hablaría de ello de forma tan rica y certera.

Toda la obra crítica de Baudelaire está habitada por una tensión contradictoria. La oposición entre lo pictórico y lo metapictórico, resuelta al fin en beneficio de lo primero, se reproduce en la relación también contradictoria entre "lo eterno y lo transitorio": el modelo ideal y la belleza singular.

Como en el caso del color, lo eterno y lo transitorio se rehúsan a toda definición por separado. Lo eterno es lo indefinido por antonomasia, aquello que sirve de fondo a lo moderno para destacarse. Las descripciones de Baudelaire son negativas y tienden a subrayar e carácter estático e indeferenciado tanto de lo eterno como del ideal clásico de belleza. En cambio, lo moderno y su equivalencia en el espacio: lo singular y lo bizarro, son dinámicos y afirmativos. Son la ruptura -una ruptura que asegura la continuidad; son la novedad -una novedad que reintroduce en el presente un principio inmemorial.

La actitud de Baudelaire implica de nuevo una inversión de la perspectiva tradicional. Antes el pasado, supuesto depositario de lo eterno, definía al presente; y lo definía de un modo estricto: la creación artística era una imitación de los arquetipos, fuesen éstos las obras de la antigüedad o la naturaleza misma. Ahora lo eterno depende del presente: por una parte, el presente es la crítica de la tradición,de modo que cada momento es, simultáneamente, una refutación de la eternidad y su metamorfosis en una novedad trasitoria; por la otra, lo eterno no es uno sino plural y hay tantas bellezas como razas, épocas y civilizaciones: "todo pueblo es académico al juzgar a los otros, todo pueblo es bárbaro cuando otro lo juzga".

__________________________________