"Lo primitivo no es lo mismo que lo bárbaro. Lo bárbaro ya está corrompido, lo primitivo aún no ha madurado." G. Leopardi

Saturday, 23 October 2010

PIELDRA KARMA (o de la piedra personificada)


Agosto 2010
______________________________________

Tiene la piedra dada una carencia básica, un déficit con la ciencia que todo lo selecciona y que de todo intenta sacar el máximo provecho para la humanidad. Tiene la piedra dada aversión por la precisión, por el encasillamiento, por la tabla periódica y por el resto de los elementos. No quiere saber nada de nada; esa dice ser su virtud. Pero yo sé que es sólo una respuesta radical y abnegada ante el mundo de las tecnologías de la información, de la conectividad, del fomento imparable de las redes de comunicación que se imponen, y, que en cierta medida, desquician la luz de nuestros días.

Ella se identifica como un símbolo de la voluntad de vivir, como la aceptación de ser como se es y de tener lo que tiene. Y de sólo aspirar a eso, o de no aspirar. Esto, que parece ser prueba inequívoca de una sobresaliente terquedad, encierra en su interior una joya: el brillo de cada cual, el valor de lo único, lo incomparable de lo que somos, la energía que cada uno albergamos.

Sin embargo, yo, su más fiel creyente, su más ferviente seguidor, intento hacerla entender que no estaría de más acercarse a los métodos de la razón, de la tradición ilustrada, de la investigación, y por qué no, de la ciencia esotérica. Le comento que puede extraer provecho, conocer, explorar nuevos caminos de belleza y sabiduría. Ella tiene la suya. Pasa de todo eso, se ríe, como del cincel y del martillo. Es intratable. Todo carácter. Se reivindica con tal ferocidad que cualquier comentario al respecto parece insultarla. "Demasiado que me has vestido con los ropajes del color y de que me has traído y expuesto en un blog". Toma. Sé que no es fácil, pero hay que entenderla. Ella vive en otra era, pero se ha colado en la nuestra. Sus razones tendrá.