"Lo primitivo no es lo mismo que lo bárbaro. Lo bárbaro ya está corrompido, lo primitivo aún no ha madurado." G. Leopardi

Wednesday, 16 March 2011

POEDRA (Piedra y Palabra, de A. Molina Flores)

Agosto 2006



____________________________________________________

He aquí el texto más clarificador de cuantos últimamente han caído en mis manos. Pertenece a Antonio Molina Flores , profesor de estética de la universidad de Sevilla, y fue publicado en la revista Fedro en febrero del 2007 bajo el título de Piedra y palabra. A propósito de Chillida y Valente. En este breve ensayo el autor traza un recorrido cultural en torno a la piedra, y en consecuencia al arte mismo y al artista. Sé que volveré sobre este texto pero de momento os adelanto unas cuantas líneas.

......................................................................................................


La piedra es símbolo. Y un símbolo es algo que une dos realidades. (...) Un símbolo, por tanto, une dos cosas, generalmente una material y otra inmaterial. De manera que se crea un elemento superior, el símbolo, en el que ambas realidades están contenidas. Pues bien, esta es, para mi, la primera letra del abecedario del arte. El símbolo como la metáfora une dos realidades heterogéneas, posibilita un tránsito, un salto cualitativo, una realidad superior a la suma de la partes, como ocurre en las leyes de la Gestalt. Imaginemos un círculo de piedras. Una fotografía. Lo que vemos es menos de lo que hay.
Pensemos en los paseos del poeta Williams Worsworth por Lake District. El poeta pasea y a su regreso vuelve con una piedra en el bolsillo o tal vez un poema, como otro poeta que encontraba sus poemas caminando, Claudio Rodríguez. Imaginamos a Richard Long andando con paso seguro, caminando en silencio, pero no distraído o canturreando. Tal vez pensando en un verso de Wordsworth, como el personaje de Desgracia, de J.M. Coetzee. O tal vez pensando en la insignificancia de la obra y la importancia de una piedra.
La obra es un punto de fuga hacia el infinito y por eso puede entenderse como metáfora.

Pero las piedras son objetos concretos y ha de producirse una operación de transformación o metamorfosis a la que podemos llamar arte, para que a esos objetos tan terrenales que son tierra y siempre están pegados a la tierra, se les adhieran ideas, sentimientos, pensamientos y emociones.
Y si entendemos esta operación tal vez entendamos qué es esto del arte.
(...)