"Lo primitivo no es lo mismo que lo bárbaro. Lo bárbaro ya está corrompido, lo primitivo aún no ha madurado." G. Leopardi

Tuesday, 22 March 2011

SEMILLAS DEL ARTE (de Faulkner, Plensa y Canetti)








Marzo 2011
_______________________________________________________

"El arte no sirve para nada, por eso es tan poderoso y tan necesario".
Con esta frase del escultor Jaume Plensa encabezaba El País el pasado miércoles día dos del presente mes de marzo una entrevista al artista catalán, en la cual también destacaban otra frase sublime:
"La escultura ofrece a los hombres una relación directa con la divinidad".
De dicha entrevista extraigo la pregunta y la respuesta final. Verán por qué.
...................................................
P. Usted funciona por libre, desde una nave industrial a medio camino del aeropuerto. ¿Qué piensa del arte subvencionado que solo funciona en un museo?
R. Los últimos años han visto el nacimiento del museo como lo conocemos hoy, una institución que forma parte del día a día del artista. Hay muchos artistas cuya primera exposición ya es en un museo. Parece una contradicción, pero quiere decir que la función del museo también ha cambiado profundamente. Pero el arte ha de poder sobrevivir al gusto de su época. William Faulkner, cuando le dieron el Nobel, dijo: a veces me sorprende la obsesión de un escritor joven por publicar y cómo olvida de que éste no es el problema de la escritura; la escritura es la relación del escritor con su propio corazón. Creo que hay que volver a contemplar el arte con esta perspectiva. El arte no es el problema de poder exponer. ¿Cuántos grandes artistas hay en la historia del arte que jamás expusieron? Muchos se llenan la boca con palabras como estrategias. Tal vez tendríamos que cortarnos una oreja como Van Gogh, porque si era una cuestión de estrategia, lo hizo muy bien para pasar a la historia del arte. Me identifico más con Elias Canetti cuando escribe que hemos de intentar que se nos entienda tan mal como el murmullo de los ángeles. Es la voluntad no de que te entiendan, sino de que no te entiendan.