"Lo primitivo no es lo mismo que lo bárbaro. Lo bárbaro ya está corrompido, lo primitivo aún no ha madurado." G. Leopardi

Sunday, 8 January 2012

EUROPEUS IV ( kantianos y el filo del Sapere aude! )

Diciembre 2011
_______________________________________________________
Tintas chinas sobre papel Din A3
Precio: 100 €
...............................................

De cita en cita. Camino del saber. Hoy cito a Rafael Herrera Guillén, y Rafael cita a Kant. Veamos. Tomo su último libro, Adiós al orden Una historia sobre la deriva del Estado europeo hasta nuestros días (Espacio Cultura Editores, 2009) y escojo un párrafo (pp. 86-87): 

El programa de liberación del género humano, ese programa útopico de la racionalidad ilustrada, depende de la conformación de una determinada voluntad, de la energía de la decisión de cada ciudadano en poner en marcha el proyecto de su propia vida. Kant invita a los hombres no a pensar, sino a atreverse a pensar. Sapere aude! dice, es decir, atrévete a pensar, ten el valor de ponerte en tus propias manos, de ejercer tus propias habilidades en el entramado hostil de la vida. Recordemos este famoso pasaje:

"La ilustración es la liberación del hombre de su culpable minoría de edad. La minoría de edad significa la imposibilidad de servirse de su inteligencia sin la guía de otro. Esta minoría de edad es culpable porque su causa no reside en la falta de inteligencia sino de decisión y valor para servirse por sí mismo de ella sin la tutela de otro. ¡Sapere aude! ¡Ten el valor de servirte de su propia razón!: he aquí el lema de la ilustración.
La pereza y la cobardía son causa de que una tan grande parte de los hombres continúe a gusto en su estado de pupilo, a pesar que hace tiempo la ´Naturaleza los liberó de ajena tutela, también lo son de que se haga tan fácil para otros erigirse en tutores.¡Es tan cómodo no estar emancipado! Tengo a mi disposición un libro que me presta su inteligencia,un cura de almas que me ofrece su conciencia, un médico que me prescribe las dietas, etc., etc., así que no necesito molestarme. Si puedo pagar no me hace falta pensar: ya habrá otros que tomen a su cargo, en mi nombre, tan fastidiosa tarea. Los tutores, que tan bondadosamente se han arrogado este oficio, cuidan muy bien que la gran mayoría de los hombres (y no digamos que todo el sexo bello) considere el paso de la emancipación, además de muy difícil, en extremo peligroso. Después de entontecer sus animales domésticos y procurar cuidadosamente que no  se  salgan del camino trillado donde los metieron, les muestran los peligros que les amenazarían caso de aventurarse a salir de él. Pero estos peligros no son tan graves pues, con unas cuantas caídas, aprenderían a caminar solitos; ahora que, lecciones de esa naturaleza, espantan y le curan a cualquiera las ganas de nuevos ensayos."

Emmanuel Kant, "¿Qué es la ilustración?"
en Filosofía de la Historia, FCE, Madrid, 2000, pp. 25-26