"Lo primitivo no es lo mismo que lo bárbaro. Lo bárbaro ya está corrompido, lo primitivo aún no ha madurado." G. Leopardi

Tuesday, 22 December 2015

SANTUARIO DE UN DIOS ANÓNIMO (altar a un presunto Eros)




Reinar no era otra cosa que sentarse aquí, sin cuentas que hacer, ni teléfonos a los que llamar. Reinar es ejercitar la soledad, muscularla en el espíritu libre de la materia inerte. Es así como cuerpo y alma se retroalimentan y llegan a identificarse lo uno en lo otro. Todo consiste en entablar las condiciones óptimas para reconducir esa energía que intercomunica a todo. O lo que es lo mismo, extremar los cuidados en los sanatorios a campo abierto que en la antigüedad tomaban el nombre de santuarios. Porque amar es todo acto que de tan delicado pasa inadvertido y de tan poderoso -y luminoso- es imposible de ocultar.