"Lo primitivo no es lo mismo que lo bárbaro. Lo bárbaro ya está corrompido, lo primitivo aún no ha madurado." G. Leopardi

Monday, 25 April 2016

PIEDRA LIGERA (breve historia una civilización perdida)










Enero 2015
Grabado en hueco
 Punta seca sobre papel
(y fotografía digital)

*****

Era mi primer intento de contar una historia, así, por viñetas; una historia de corte tradicional, con su inicio, su nudo o desarrollo y su desenlace o final. Ha pasado más de un año desde que realizara este grabado como ejercicio de punta seca y aún no lo había mostrado. Lo tenía abandonado, como casi todo lo que tengo, y aún lo sigue estando, sin una palabra. Sin una palabra la piedra habla. En eso consiste la construcción de una imagen, pues la imagen ha de tener la capacidad de transmitir lo que las palabras no alcanzan a desentrañar, o en resumir una idea en una visión y una historia en una serie de imágenes.

Creo que las palabras aquí -de momento- sobran, y que he solventado el propósito inicial del ejercicio y de la imagen. Sin embargo, las piedras no se conforman y como es su costumbre me piden más y más. Ahora hablan de un nuevo reto. Me dicen que prepare un relato, un relato interminable pero ligero. Eso es lo que quieren de mí, lo que yo les aporto: la levedad del ser persona les alivia de sus cadenas, de su gravedad. Y tal vez de su secreto. Saben ya que mi voz oxigena sus entrañas, que mis palabras pueden darles alas y que mi intuición persigue los rastros secretos de una civilización perdida.




Sunday, 17 April 2016

PIRÁMIDE DEL MAÑANA (del proceso y proyección)














*
Técnica: Grabado en hueco.
 Aguatinta (mediante técnica de levantado)
Medidas: 285 x 385 mm. 
Papel : Super Alfa
Febrero 2016
Estampación y elaboración en Arte 10 (Madrid)

***

Proceso sobre plancha de zinc:

1- Lijar plancha, desengrasar (con blanco de españa)
2- Enlacar parte trasera, dejar secar.
3- Baño en ácido acético, dejar secar.
4- Dibujar con ceras duras, o lápices litográficos muy grasos (números 1,2,3)
5- Entalcar.
6- Engomado fino con goma arábiga (5gotas de ácido nítrico + 5 gotas de ácido fosfórico)
6- Aplicar tinta noir con rodillo.
7- Lavar bajo chorro de agua templada.
8- Enlacado (capa contundente encima del dibujo), dejar secar media hora mínimo.
9- Levantar con aguarrás (frotar con algodón y paciencia hasta que el dibujo desaparezca)
10- Baño en ácido acético (3 min.)
11- Secar y aplicar espray de aguatinta (conseguir espolvoreado uniforme)
12- Dejar secar un día (mínimo)
13- Baño de ácido nítrico (proporción 1/10 en agua) en dos tiempos de 5 min.
14. Limpiar plancha con alcohol (las dos caras).
15. Biselar.
16. Entintar.
17- Estampación en el tórculo sobre papel de grabado previamente humedecido.

***

La técnica de levantado calcográfico (cuyos resultados son parecidos a los del aguatinta) es una de las técnicas más complejas del grabado. Son demasiados pasos para un resultado sencillo, incluso parco -en mi modesta opinión. Quizás sea en la complejidad del proceso donde reside la gracia de la cosa, de la obra misma. No lo tengo claro. ¿Podría llamarse arte procesual

 Manejar diferentes elementos, productos, potingues, pócimas, ungüentos, etc, y luego me diréis.  Y más con un guión previo y bajo la supervisión del profesor en cuestión. Aquí es donde surge un chispazo vital, donde lo que experimentas es semejante a lo que experimentan los materiales sometidos, paso tras paso, baño tras baño, de ácidos, de aguas, de clorurofosfato sódico, por ejemplo imposible.

 Aprendo yo y se renueva la materia -la plancha de zinc- en cada paso. Todas y cada una de las diferentes fases del proceso van encaminadas a un fin, más o menos previsible. Digo más o menos porque en el grabado hay pocas cosas previsibles y siempre hay espacio para las sorpresas, sean del signo que sean. Espero que una, no pido mucho, una tan sólo de ellas, me convierta en millonario, y sea así de una vez por todas que la luz venza a la sombra y el mañana al ayer. Si, vas listo.

Renuncio a los sueños de aquel que quiso ser alquimista perdido de una civilización rescatada, no sabe dios de qué pantanos. He de situarme en el mundo de los vivos y hacer mañana mismo la proclama de mis deseos futuros. Deseos que han de ser trabajo y dinero seguro. Hermanos, os necesitaré, porque el dinero sólo tiene alas cuando se va.

Tendré que llamar a muchas puertas, presentarme y personarme ante asesores, gestores, prestamistas, concejales, abogados, piltrafillas, ejecutivos, calaña o no calaña, buena gente o arpías y cretinos de cien mil padres; tendré que presentarme y personarme delante de cada uno de ellos (como si siguiera  los pasos de la técnica del levantado) y decirles bien claro a qué me quiero dedicar, cuál es mi plan, cuál mi meta.

Quizás todo sea más sencillo y la gracia de toda esta farsa que llamamos vida sea el proceso -de Kafka o de Duchamp, y en general-; el camino -a Ítaca o a Santiago, y pasando de largo-; el viaje -al fin del mundo o al final de la noche. Quizás todo sea más sencillo, pero a la vez más laborioso que un ejercicio de levantado calcográfico.