"Lo primitivo no es lo mismo que lo bárbaro. Lo bárbaro ya está corrompido, lo primitivo aún no ha madurado." G. Leopardi

Sunday, 10 July 2016

ASCENSIÓN Y SUSPENSIÓN DE LA PIEDRA




S/T
Grabado en hueco (punta seca).
Medida plancha 28'5 x 23 cm.
Medida papel / tipo: 40'5 x 33'5 cm./ Canson Edition 250 gr.
Marzo 2016

***

Aquí, en el blog, pongo título a todas y cada una de las entradas, incluso, muchas veces subtítulo. No hay entrada que no quiera describir y sintetizar desde el principio con el afán de nombrar y dar apoyo a la imagen. Sin embargo las obras no lo llevan. Prefiero no ponerlos y retar al espectador a que intuyan la esencia de la imagen en vivo y en directo, sin condicionantes verbales.

La contradicción late en mí como un corazón volcánico. Sístole y diástole, escalón a escalón, rotación a rotación, eslabón a eslabón. La piedra gira en la ingravidez de mi espacio interior, a la vez que asciende en la esfera del arte y en la cotización en un mercado imposible.

Pero estrujando un poco el significado último de la estampa de hoy diré que forma parte de una serie, de una obsesión: la de contraponer lo sólido y primitivo de la piedra a lo ingrávido y civilizado de las rejas, lo brutal y dado a lo delicado y construido. Entre ambos elementos se establece un lenguaje esencial, muy efectivo, un toma y daca, una dialéctica entre la masa y la línea, entre lo inteligente y malvado y lo tosco y bueno. Hoy no diré más, no vaya a ser que me vea encerrado, preso entre las líneas que forman estas palabras.


BOCETOS PARA UN VIAJE IMAGINARIO


Abril 2016

***

Mapas casuales de geografías imaginadas, explorador de tierras inexistentes, rutas bien trazadas de caminos sin tierra. El viaje ha desgastado la suela de tu cerebro, y, en contrapartida, ha revitalizado la suela de tus zapatos para futuros viajes. 


ESTUDIOS EN TORNO AL VIAJE (sobre el turismo transcendental)


Mayo 2016

***

El viaje existe y se realiza en diferentes planos. De algún modo, el primer viaje es el que se imagina, el que tacha mapas y recela de planificaciones, el que sueña y se propulsa en naves y se autoimpulsa con superpoderes.

El segundo es el que, planteando la marcha, hace indagaciones sobre los territorios que ha de atravesar. Se estudian los relieves, las depresiones, los llanos, los fondas donde repostar, las posadas donde pernoctar, las ciudades donde perderse. 

Pero quizás la parte del viaje que más me interesa es el impulso a realizarlo. El propósito, si hay alguno, y si perdura, pues a menudo sucede que el viaje es un pretexto para escapar de la rutina, y vivir otras vidas a partir de la observación de otros seres en otros entornos. Puede confundirse con el turismo, forma más mayoritaria de practicar dichos estares

Imponer un plano al paisaje es racionalizarlo, estirparle de la magia de lo espontáneo. O no. Lo que ha de pasar pasará, aunque tengas la precaución de cien visores y la prudencia de Baltasar Gracian

El miedo es una torpeza de la vida, un malentendido sin el cual daría igual vivir. He aquí donde aparece el viaje iniciático, el viaje al abismo de uno mismo, el viaje en espiral en torno a la nada. Hasta que surge la idea, el motivo, el gesto infinito que te dice quien eres y porqué no has de ceder ni un  solo centímetro.