"Lo primitivo no es lo mismo que lo bárbaro. Lo bárbaro ya está corrompido, lo primitivo aún no ha madurado." G. Leopardi

Thursday, 27 October 2016

LA GRAN SEÑORA (de diosas, venus y vírgenes)






Ficha Técnica
Medidas: 35'2 x 50 cm
Papel: Fabriano 300 gr.
Técnica: Litografía sobre piedra / Tinta litográfica
Edición: 1/8
Autor: Carlos Medel Redondo
Año: 2015

******

La Gran Señora empezó siendo un boceto para un gofrado y acabó siendo un mapa del tiempo. En cada capa las líneas rectas toman su dirección, sin tener en cuenta que son áreas geográficas de la originaria Pangea.

La Gran Señora quería hablar de la complejidad de la mujer de un modo sintético, (-imposible!) y acabó pronunciando una conferencia en el desierto. La Gran Señora cabalga entre el Mesozoico y el Antropoceno con la misma soltura que baila Rita Hayworth con un dry Martini despachando a los pesados de su alrededor.

La Gran Señora es el cuerpo donde se dan cita códigos del pasado (parte izquierda) y códigos del presente (parte derecha). La Gran Señora es la versión primera de Palas Atenea, la Venus Suprema del futuro, la Virgen definitiva de los altares. La Gran Señora es algo más que un benévolo diagnóstico de los factores que fluyen en su interior, o que  un cómputo de binomios y fuerzas vitales entrelazados, como sierpes en un pozo.  

La Gran Señora es la simbiosis de todas las diosas, vírgenes, venus y mujeres de a pie. No sabemos si es anterior a todas ellas o el eslabón que las une. Podría ser el sarcófago de Rocío Jurado, el molde secreto de Nefertiti, la biblioteca de Clara de Campoamor ,la armadura de Juana de Arco, la probeta de Marie Curie, la mano tendida de Teresa de Calcuta.

La Gran Señora es la muestra más alta de la fecundidad (en todos los sentidos), es decir, de la Humanidad misma. La Gran Señora es la  piedra Rosetta de la arqueología feminista, la prueba irrefutable de que todas las civilizaciones convergen en la curvilínea forma maestra, por adoración (atracción) y genética (superación). Todo mortal procede de y acaba en sus entrañas.