"Lo primitivo no es lo mismo que lo bárbaro. Lo bárbaro ya está corrompido, lo primitivo aún no ha madurado." G. Leopardi

Thursday, 8 October 2009

MERCURIO (o la columna de Europa)


Tinta china de varios colores sobre papel.
Julio 2009
_________________________________________
Entiendo que el fenómeno religioso es una experiencia íntima con lo inexplicable que nos habita y nos deshabita. Pero es habitual que perdamos la perspectiva de lo íntimo a favor de asimilar la religión del dogma y del altar, la veneración tradicionalista, la oración de dios, íntima, alegre y amorosa, de cara al exterior. Sin embargo he de constatar un hecho o experiencia vital: en el templo se ensalza el mensaje divino, se entiende mejor, se proyecta en el corazón del creyente (e incluso en el del no creyente) con inusitada belleza. En el templo convergen así, lo diminuto de nuestro ser con la grandeza del universo. Y así uno, sumergido en la bondad del acto religioso, tiene pensamientos sublimes.
****
Tapizo con mi corazón las paredes del templo.
****
Todos intuimos que la religión es el relato grandilocuente que el hombre elaboró para crecerse ante las adversidades de la vida, para soportar la injusticia del mundo y crearse lugares míticos donde pueda amar en paz. Y funciona. La fórmula consiste en enlazar argumentos transcendentales con las principales funciones biológicas del ser humano, es decir, casar lo espiritual con lo corporal y acondicionarlo a unas pautas y a unas jerarquías para hacer posible la convivencia humana en sociedades complejas. Con todo ello, el ser humano se dotará de alma, esa amplitud del ser que posibilita el trato con las divinidades; esa comprensión extrasensorial e hiperpersonal que hace que el hombre posea una visión clara de su existencia.
______________
No es de extrañar que tan poderoso argumento, aunque sea claramente un desbordante ejercicio de la imaginación colectiva, haya sido siempre codiciado por las elites para estructurar las sociedades humanas a su antojo, capricho y beneficio.
La religión, y más en concreto su brazo ejecutor -la Iglesia-, ha sido y es un instrumento de dominio y de control de masas. Cuántas atrocidades se han cometido bajo su celestial velo.
Sin embargo no quisiera caer en rancios discursos para culpar a la religión de las mayores barbaries de la historia. Únicamente distinguir entre iglesia y religión.
_____________
El sincretismo que Roma hizo con los dioses foráneos fue una de las claves del éxito del Imperio. Primero amoldó las divinidades griegas y etruscas a sus Siete Colinas y luego ya, dominadores de la estrategia y el heroísmo, permitió al resto (los que tuvieron la suerte de caer bajo su yugo civilizador) la gracia y el don de incluir sus cultos en la gran sala de espejos que era el cielo de la Antigüedad.
Aceptar los dioses, proponer un panteón extenso es la mejor manera de mantener a los fieles de un culto leales a una estructura política. Tal era la gestión de lo divino. El estigma íntimo de lo religioso, la señal celeste de la inmortalidad, tuvo su correlación a escala terrestre. El dominio de los dioses que el politeísmo romano propuso fue, quizás, la mejor bandera que el Imperio pudo izar.
................
Escritos de CMR, a 17 de octubre del 2009
____________________________________________
___________________________________________
Breve introducción a Mercurio:
"... Mercurio se hizo extremadamente popular entre las naciones conquistadas por el Imperio Romano: Julio César escribió que era el dios más popular en Bretaña y Galia, considerado el inventor de todas las artes. Esto probablemente se deba a que en el sincretismo romano Mercurio fue equiparado con el dios celta Lugus, y en este aspecto solía ir acompañado de la diosa celta Rosmerta. Aunque Lugus pudo haber sido originalmente una deidad de la luz o del sol (aunque esto es discutible), parecido al Apolo romano, su importancia como dios del comercio le hizo más comparable a Mercurio, siendo a su vez Apolo equiparado con la deidad celta Belenus".

Mercurio también estuvo fuertemente relacionado con el dios germánico Wodanaz: el escritor romano del siglo I Tácito identificaba a ambos como uno solo, a quien describía como el dios principal de los pueblos germánicos.
...............................
__________________________________
___________________________________