"Lo primitivo no es lo mismo que lo bárbaro. Lo bárbaro ya está corrompido, lo primitivo aún no ha madurado." G. Leopardi

Tuesday, 22 March 2011

ESPIRAL UNO (introducción al motivo y al símbolo)



Marzo 2011
_______________________________________________________

La espiral es un motivo gráfico curvilíneo y concéntrico que aparece en infinidad de elementos naturales. Los brotes de muchos vegetales, las conchas, los huracanes, las galaxias, la estructura del ADN. Quizás por ello la espiral es un motivo y un símbolo recurrente en prácticamente todas las culturas. Ejemplos hay de sobra, como el Triskel céltico, los tatuajes maorí, el Yin y el Yan, el Dragón oriental (símbolo del universo sin principio ni final), la danza de los derviches, la torre de Babel, el gran Minarete de Samarra. En pintura destacan ejemplos de espirales mayúsculas en cuadros como El mapa del infierno de Dante (Sandro Botticelli), La escalera de Jacob (William Blake), o El árbol de la vida (Gustave Klimt).
En nuestro tiempo el motivo de la espiral no ha perdido vigencia, siendo revisado por artistas afines al landart tales como Robert Smithson, Richard Long o Andy Goldsworthy, que en próximas entradas revisaré con mayor atención.
El espiral es símbolo del tiempo y de muchas de las dinámicas que marcan la vida. La espiral parece que respira, que se expande, que se contrae. No exagero si afirmo que su figura posee el poder de la hipnosis. Tela con la espiral. En mi labor de documentación encuentro todo esto y mucho más en este artículo. Y paro ya, que me parece que estoy cayendo en una espiral de espirales. Enciendo un cigarro, quiero relajarme, dejar de pensar. De repente miro el humo al trasluz. ¡Qué veo, oh no!