"Lo primitivo no es lo mismo que lo bárbaro. Lo bárbaro ya está corrompido, lo primitivo aún no ha madurado." G. Leopardi

Tuesday, 9 November 2010

JORDANTE (de la demencia y la elocuencia)

Junio 2007
______________________________________

I

Dice aquí Roger Wolfe que la locura es la indecisión. ¿Quién no ha cometido alguna locura?¿Alguien no está de acuerdo? Sobran ejemplos en el interior de cada uno de nosotros. El lema es lo suficientemente claro como para acatar sus palabras y callar un buen rato, tras el cual debemos pronunciarnos, no por puntualizar, sino por desarrollar el tema de la locura, y por fin, cuestionarla.

La indecisión es entonces el pensamiento que no se realiza, que se pudre indefectiblemente, y que, en consecuencia revierte su pestilencia sobre el indeciso. La locura actúa dentro de la inteligencia hasta sacarla de quicio, hasta convertir el pensar en insoportable delirio. Eso también es una forma de pensamiento, extrema al fin y al cabo. Es lo que se llama tener un demonio dentro.
La locura es un pensar necesario para que la cordura exista. No de otro modo. Lo normal es la demencia, miremos a nuestro alrededor. Sin embargo, gracias a la indecisión nos tomamos más tiempo sopesando, y cuanto más indecisos más tiempo consumimos de razón y de locura. Y eso es prudencia también. El prudente es un loco domesticado. Uno de nosotros.