"Lo primitivo no es lo mismo que lo bárbaro. Lo bárbaro ya está corrompido, lo primitivo aún no ha madurado." G. Leopardi

Wednesday, 13 July 2011

PEDRIZART II (otro ejemplo de un arte dado)

Octubre 2008

______________________________________________________

El arte que cultivo está dado, pero hay que saber verlo, como todo arte. En este caso, la imagen pertenece al Tate, que no es otro que el nombre artístico que toma el amigo Raúl Velasco, también infectado en un tiempo por el virus de La piedra dada. Por aquel entonces recorrió las alturas de La Pedriza en busca de formaciones pétreas de su interés, entre las cuales me obsequió con el ejemplo que hoy muestro por razones obvias. En cierto modo lamento que se haya alejado de los caminos de piedra, pues como veréis este obsequio fotográfico rebosa (según mi parecer) una estética de lo sublime innegable.

Sin embargo no debo azorarme sino celebrarme por arrojar una luz discreta a un panorama a menudo oscuro, por cultivar un arte que parece dormir en el lodazal de los siglos y que despierta de vez en vez para descubrirnos la riqueza de nuestro pasado imaginario, y para sacudir a las vacías almas que la posmodernidad ha malcriado. Mis apetencias siguen siendo primitivas, al igual que mis anhelos. Guardando ciertas distancias con el hombre primitivo, puedo afirmar que trabajo aquí en el cuidado y en la proyección de esos anhelos: en la quietud del rezo (adoración a la piedra) que aspira al autoconocimiento -y busca protegerse, y en la inquietud de la palabra que aspira a comunicarse -y busca expandirse. Cuestiones de fe y de conocimiento, cuestiones altamente humanas que nos afectan desde la prehistoria y que germinan hoy aquí, en ésta cueva cibernética llena de reflejos, de inscripciones, de sombras, luces y conexiones. Así son los caminos que nuestra tradición traza, los caminos que nuestra madre Gea y nuestro padre Zeus nos han enseñado.